«Intervención Integral de la Violencia Filioparental» II Ed.

Ya se ha impartido la II Edición de nuestro curso semipresencial de Intervención Integral de la Violencia Filioparental. Como cada año, este curso práctico tiene lugar en la Universidad de Málaga a lo largo de 3 días, además del trabajo online.

Una formación que ha pretendido abordar desde aspectos teóricos como, qué es la violencia filioparental, cuáles son los factores que influyen y los desencadenantes, hasta los aspectos más prácticos, cómo evaluar e intervenir con familias inmersas en este conflicto, cómo reestructurar el vínculo, y tratar de cerrar este capítulo tan doloroso para las familias.

 

Contacta con nuestro equipo si quieres recibir información de la próxima edición, que tendrá lugar en abril de 2020. ¡Os esperamos!

 

 

 

 

Hemos contado con un grupo estupendo, profesionales y alumnos implicados, sensibilizados y participativos. ¡Así siempre es un gusto enseñar! Sigamos sumando en la ayuda a las familias y menores.

 

 

 


El resumen de las jornadas en los medios

En esta sección encontraréis diversos medios de comunicación que han recogido las conclusiones de las Jornadas sobre Violencia Filioparental celebradas el pasado 17 de mayo, en Málaga, junto a Sevifip.

En primer lugar, en Málaga TéVé de PTV, nuestra presidenta expone el trabajo que realizamos en Filio así como el contenido de las mencionadas Jornadas: «Una nueva realidad: desafíos y retos de la violencia filioparental».

A continuación, os dejamos la entrevista realizada en Canal Málaga RTV, donde podéis encontrar la intervención de Mariela Checa, presidenta, a partir del minuto 24. Durante su participación, explicó la importancia de las jornadas para visibilizar y concienciar a la población sobre la Violencia Filioparental.

Además, considera esta problemática de índole familiar, esto es, todos los miembros del sistema familiar deben acudir a terapia para dar solución al conflicto, ya que la responsabilidad es compartida. La familia vive el problema, pero también es la que tiene las herramientas de solución.

Concluye con el mensaje fundamental de pedir ayuda, para dotar a las familias de esas herramientas que no han funcionado y guiarlas hacia la solución.

Finalmente en el programa de radio, Málaga al día, nuestra presidenta Mariela Checa, nos sitúa ante la problemática de las familias afectadas con violencia filioparental.

Accede al podcast del 4 de junio haciendo clic aquí.


Jornadas: una nueva realidad

Jornadas de presentación de SEVIFIP en Málaga

“Una nueva realidad: desafíos y retos de la Violencia Filioparental”

Junta directiva SEVIFIP presente en las jornadas

El pasado jueves 17 de mayo de 2018, se celebraron en Málaga unas jornadas especializadas en la situación de la violencia filio-parental en España, especialmente en Málaga.

La organización estuvo a cargo de la Asociación Filio, la Excma. Diputación Provincial de Málaga y el Ilustre Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental.

presentación

Con más de 200 inscritos de todas las áreas profesionales relacionadas con la materia; entre ellos, los servicios comunitarios de la provincia, los equipos técnicos del Ayuntamiento de Málaga, técnicos de otros recursos que gestionan las medidas de protección y reforma de menores, así como ciudadanos interesados en esta problemática, la jornada contó con una gran participación y acogida.

asistencia jornadas conferencia inaugural

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin duda, la presentación a cargo de Dña. Ana Carmen Mata, vicepresidenta y diputada de igualdad e innovación social, provocó un gran interés en todos los participantes. La presentación contó también con Dña. Mariela Checa, presidenta de Asociación Filio y vocal de salud de SEVIFIP, Dña. Francisca Ruiz, vicedecana del Ilustre Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental y D. Roberto Pereira, presidente de SEVIFIP, quienes dieron paso al inicio a las jornadas.

Mesa Roberto Pereira

La conferencia de D. Roberto Pereira, psiquiatra y psicoterapeuta, director de Euskarri, primer centro en el tratamiento de la violencia filioparental, hizo un recorrido en  la evolución de esta problemática en España desde los inicios allá por 2004 a la creación de SEVIFIP, como entidad científica para estudiar esta materia, hasta la realidad que nos encontramos los profesionales hoy día, con el cambio de pautas y patrones parentales educativos que se han producido tan rápidamente en nuestro país.

 

La mesa de ámbito jurídico, que coordinó D. Francisco Romero, vocal de justicia de SEVIFIP, estuvo compuesta por Dña. Ascensión Miranda, jueza de menores de los juzgados de Málaga, Dña. Mª Teresa Soriano, fiscal de menores de la fiscalía de Málaga, Dña. Rosario Rodríguez, Trabajadora social de los equipos técnicos de menores del Juzgado de Menores de Málaga y D. Francisco Plaza, policía local-agente-tutor.

Mesa ámbito jurídico

 

En esta mesa, se explicaron las diferentes funciones y el orden de actuación de estos profesionales cuando se da una conducta delictiva en un menor al agredir a sus progenitores, así como dar un reflejo de la situación que tenemos en este sentido en nuestra provincia, quedando clara la necesidad de mayor coordinación entre ámbito jurídico y ámbito de intervención.

 

El descanso a media mañana fue acompañado de un estupendo desayuno a cargo de la Excma. Diputación de Málaga, que ayudó sin duda a reponer energías para el resto de la jornada.

La mesa de profesionales del campo de la intervención familiar estuvo coordinada por Dña. Estefanía Lema, vocal de educación de SEVIFIP, con la participación de Dña. Mª José Ridaura (Amigó), D. Raúl Gutiérrez (FAIM), D. Juan Carlos Romero (IRSE), y D. José Luis Sancho (Recurra), profesionales más que expertos en la intervención con familias y menores con Violencia Filioparental desde las diferentes organizaciones que componen SEVIFIP.

mesa intervención

Sin duda, la idea más repetida fue la necesidad imperiosa de obligatoriedad de los padres a trabajar de forma conjunta en las medidas jurídicas tomadas con el menor, puesto que nuestra trayectoria nos ha enseñado que el trabajo individual no garantiza un éxito terapéutico real, así como que no es tan relevante el modelo de intervención elegido, como la participación de todos los miembros de la familia.

 

 

 

 

 

 

 

También se apoyó la idea de mayor coordinación e información con los agentes jurídicos.

Y para finalizar estas jornadas, Asociación Filio lo hizo de la mano de D. José Miguel Fernández Ramos, profesor y comunicador con más de 25 años de experiencia del ámbito escolar, su experiencia y punto de vista sobre esta problemática, su trabajo con los menores en su clase y los casos que puso en común, no dejaron indiferente a nadie. Lo que señaló más si cabe la necesidad de cooperación de la familia y la escuela, los dos primeros sistemas de pertenencia de los individuos, y como en muchas ocasiones explicó que aquellos menores donde falla el primer sistema (familia), se suelen volcar en la escuela como guía de seguridad.

El cierre a manos de Dña. Mariela Checa, señaló todas estas ideas como conclusión de la jornada, teniendo en todos los aspectos un balance muy positivo y enriquecedor.


Recordad que para recibir información directa y descuentos en formación podéis haceros socios de la Asociación, haciendo clic aquí.

Además, a través de la web y de nuestras redes sociales, os iremos informando de los siguientes proyectos… ¡Permaneced atentos!


Los casos de violencia de hijos a padres suben un 40% en dos años

La ausencia de autoridad, la baja tolerancia a la frustración y la sobreprotección, principales causas.

Entrevista realizada por Marina Fernández (La Opinión de Málaga). 16/01/2017

La asociación malagueña Filio alerta de la importancia de atender estos casos para evitar problemas futuros a los jóvenes.

La violencia filioparental –de hijos a padres– se ha disparado en hasta un 40% en los dos últimos años, según datos de la Asociación Filio. Una cifra que no deja de incrementarse a consecuencia de los cambios que vive la sociedad, que es testigo del incremento de la agresividad de los jóvenes a consecuencia de trastornos o el acceso a las drogas.

Pero la mayoría de casos no obedecen al consumo de estupefacientes o a enfermedades de salud mental, sino a problemas de convivencia en el hogar a consecuencia de la forma de educar. Desde la asociación malagueña Filio, que se ocupa de ayudar a familias que atraviesan por conflictos familiares, tienen claro que la sobreprotección y la falta de autoridad han hecho un flaco favor a la educación de los hijos, acostumbrados en muchos casos a no escuchar la palabra «no» y a no experimentar qué es la frustración. De hecho, la Fiscalía de Menores de Málaga recoge en su memoria de 2014 –último año del que se tienen datos provinciales– un total de 196 expedientes de investigación por malos tratos de hijos a padres.

Datos poco esperanzadores para los que, sin embargo, hay salida. La presidenta de la asociación Filio, Mariela Checa, reconoce que el aumento de casos no deja de darse año tras año. De hecho, su asociación estaba en unos inicios enfocada a los problemas que surgen en la unidad familiar a consecuencia de la separación de los progenitores y los conflictos que ocasiona a los hijos pero, hace un año, decidieron integrarse en la red de la Sociedad Española para el Estudio de la Violencia Filio-Parental (Sevifip), con el objeto de atender la demanda de las familias malagueñas que acudían a ellos a consecuencia de malos tratos en el hogar entre hijos y padres. «La mayoría de los que vienen son padres que no quieren tomar medidas jurídicas y, una vez nos ponemos a trabajar, vemos que subyace una violencia importante», apunta la psicóloga, que admite que la violencia no sólo llega a ser física, sino que también se da la verbal, emocional y la económica.

Aunque no hay un perfil per se de familias que sufran esta violencia, la mayoría de las que acuden a Filio tienen un nivel socioeconómico medio alto y suelen llevar años padeciéndola.

Adolescentes

Los expertos avisan de que hay que atender esta situación para evitar problemas en el futuro.

La psicóloga reconoce que no hay una sola causa que motive la aparición de violencia en el hogar. Al margen de la posibilidad de que existan trastornos de conducta o adicción a las drogas, muchos casos tienen que ver con la falta de autoridad de los padres y su exceso de debilidad. «No ponen límites, sobreprotegen al menor, le dan todo y no les dicen que no, esa educación se invierte en negativo a los padres», argumenta la experta, que cree que la nueva forma de educar con ausencia de límites radica en el ritmo de vida que hoy día marca la sociedad. «No se les presta tanto tiempo o atención por los trabajos y se trata de sustituir con cosas materiales, en el fondo eso nos convierte en una máquina de dar y no dedicar tiempo», señala, al tiempo que ejemplifica que si a un niño se le ríe la gracia cuando da una patada de pequeño, no entiende que no se le ría con 15. «Pero con esa edad ya hace daño», recuerda.

Para Checa, existen grandes diferencias entre la educación de hace décadas y la de ahora, cuando se ha pasado de la autoridad y cierta represión en el hogar a los padres «amigo». «Como dice el juez Emilio Calatayud, ´si eres amigo de tu hijo, lo dejas huérfano´», afirma la psicóloga familiar, que considera que este tipo de relaciones filioparentales hacen un flaco favor a los hijos. Que los padres hayan bajado la guardia y sus hijos, por el contrario, la hayan subido, ha motivado que cuando estos crecen y se enfrentan a la realidad y al día a día fuera de casa se frustren y padezcan problemas sociales.

La ausencia de autoridad y la debilidad han motivado que los casos se disparen. Sólo en 2016 en Filio trataron a 16 familias y, aunque las edades son variadas y la problemática se da más en casos de adolescentes y preadolescentes, han llegado a ayudar a una niña de 9 años.

Esta entidad trabaja con las familias durante varios meses; al principio se hacen sesiones semanales y, más tarde, se amplía la periodicidad. El servicio tiene un coste que asume el seno familiar, con el que la entidad paga a los psicólogos y trabajadores sociales que les atiende, aunque esperan la firma de un convenio con la Junta de Andalucía que les permita ayudar a familias con estos problemas en riesgo de exclusión social. Además, el próximo mes de mayo asistirán al II Congreso Nacional de Sevifip en Bilbao.

Aunque el perfil es complejo, sí suele haber unas variables comunes: la violencia se da más contra las madres –que tienden a sobreproteger más–, hay más casos de chicos que de chicas, aunque cada vez se equilibra más la balanza, y muchas de las familias tienen problemas conyugales: están separadas.

Precisamente los problemas derivados de la separación fue lo que hizo nacer a esta asociación, que lo hizo en colaboración con los juzgados de Familia para atender a aquellas en las que la mediación no había funcionado. La intervención, igual que en los casos de violencia, es integral, aunque primero se trabaja por separado para ver el alcance de la disputa y los problemas de los menores. Checa apunta a que también van en aumento estos casos y lamenta que los enfrentamientos por hacerse con la custodia den lugar a graves problemas en los menores. «En una separación lo que desaparece es el rol de marido y mujer, no el de padre y madre», señala la psicóloga, que recuerda que el hecho de que un padre pueda no tener la custodia no significa que no deje de ser importante para el niño. «Los niños no viven mal la separación, sino la mal separación».

Link directo a la noticia