Jornadas UNED

“ASPECTOS PROCESALES Y PSICOSOCIALES DEL DERECHO DE FAMILIA”

Jornadas UNED

Jornadas UNED

 

Asociación Filio ha participado en los cursos de primavera 2018 de la UNED con una conferencia titulada:

El informe pericial psicológico en los procesos de familia, por Mariela Checa Caruana, presidenta de Filio.

Curso "Aspectos procesales y psicosociales del Derecho de Familia”

Para leer y descargar el programa completo haga clic aquí: Curso UNED

 

Mesa redonda

 

Mesa redondaEste curso se ha articulado desde una aproximación interdisciplinar a los procesos de familia tanto desde el ámbito procesal como desde el psicosocial, y en el mismo se analizaron los presupuestos procesales, la intervención psicosocial, la actividad probatoria, la mediación y la incidencia de la violencia de género en estos procedimientos.

 

 

Los procesos de familia en los que existen hijos menores de edad se caracterizan porque el interés superior a proteger es el de estos menores. De esta forma, y en la búsqueda de la protección de ese interés superior –que trasciende al de los propios progenitores–, los procesos de familia están informados por un número importante de especialidades procesales, entre las que destaca la variedad y heterogeneidad de profesionales que participan en los mismos (jueces, fiscales, abogados, psicólogos, trabajadores sociales, mediadores, etc.).

Las jornadas han estado dirigidas al alumnado de los grados en Derecho, Psicología y Trabajo Social, así como cualquier otro perfil universitario interesado por la materia objeto del curso y profesionales del ámbito jurídico y psicosocial.

Dinámica jornadas UNED
Presidenta de Filio, Mariela Checa Caruana y Francesc Pérez Tortosa

Presidenta de Filio, Mariela Checa Caruana

Presidenta de Filio, Mariela Checa Caruana

Compartiendo mesa con Mª Ángeles Peña Yáñez


¿Cómo llevar un buen divorcio?

Algunas recomendaciones.

El proceso de separación es uno de los procesos más difíciles y traumáticos para el ser humano, después de la muerte de un ser querido. Una pareja en proceso de separación, se encuentra con niveles emocionales muy intensos, lo cual genera muchas veces discusiones que tienen como espectadores a los hijos.

El divorcio, constituye en sí mismo un duelo, dado que se sufren pérdidas y los dos integrantes de la pareja deben enfrentarse a una serie de situaciones nuevas.

Si es un proceso difícil para un adulto, ¿cómo lo será para un menor?

Los niños son capaces de adaptarse y aceptar una separación, pero no una separación mal llevada, llena de disputas y de continua conflictividad entre sus dos figuras de referencia, sus progenitores.

Hablamos entonces de divorcio colaborativo y divorcio destructivo:

Divorcio colaborativo

Por tanto, recomendamos a las familias, que representen un papel de madurez, que con el tiempo sus hijos valorarán e imitarán.

Aconsejamos que sean flexibles en cuanto a fechas y visitas, ya que el calendario es uno de los puntos más conflictivos en parejas separadas. Por ejemplo, si uno de los dos pide que los niños pasen un determinado día con él porque van a estar de visita sus familiares, piensa en lo bien que se lo pasarían tus hijos y no en otra cosa.

En ocasiones, aunque te duela despedirte de ellos, no hagas que las despedidas sean dramáticas y cargadas de emotividad, no hagas que tu hijo piense que estás sufriendo por su ausencia. Mantente en comunicación con él, pero sin atosigarlo e impidiendo que disfruten del tiempo con el otro progenitor.

Si les hablas mal de tu ex pareja, provocarás en ellos un sentimiento ambivalente y pueden sentirse culpables por quererlo o quererla.

Desarrolla tus aficiones y establece amistades, no les atribuyas tu felicidad.

Busca ayuda psicológica si lo necesitas y déjate asesorar por profesionales especialistas.